martes, 17 de mayo de 2011

ENATE CHARDONNAY F.B. 2008, el vino hecho arte

Este chardonnay fermentado en barrica es el vino estandarte de ENATE y uno de los mejores blancos de España, con permiso de su hermano de la misma bodega,  el Enate UNO. Es el primer blanco con el que empezó la bodega y con el que se dio un impulso a la D.O. Somontano y a la elaboración en barrica.
ENATE es una bodega moderna, de líneas rectas, luminosa, con una tecnología avanzada, pero a la vez humilde y con un equipo trabajador. Sus vinos tienen personalidad y elegancia, utilizando variedades foráneas, nacionales y autóctonas. Jesús Artajona es el director técnico-enólogo de esta bodega que, anteriormente, trabajó para Bodegas Torres. Él es uno de los responsables de todos los logros y premios obtenidos por estos vinos.
Todo empezó allá por el año 1991, cuando Luis Emilio Nozoleda impulsado por su gran pasión por el vino, decidió levantar una bodega en Aragón. En el año 92, empezaron a plantar sus viñedos en el Valle de Enate, plantando 30 hectáreas cada año. Sus variedades más viejas son la chardonnay y la cabernet sauvignon, empleadas en la mayoría de los coupages y solas.

Muro artístico explicando la elaboración del vino en ENATE.

Este vino es el primero en España en utilizar en su etiqueta pinturas de artistas ya formados. El artista Antonio Saura, de gran reconocimiento y prestigio se lanzó a realizar la primera pintura para este vino. Él abrió el camino de este proyecto artístico en las etiquetas, siguiéndole otros como Eduardo Chillida, José Beulas, Salvador Victoria, Vicente Badenes, José Manuel Broto, Víctor Mira, Pepe Cerda, Enrique Torrijos, Alberto Carrera y Frederic Amat entre otros. Todos ellos forman el patrimonio artístico de ENATE, el cual se incrementa cada cosecha con jóvenes que han participado en la Beca de ENATE. Así comenzó la relación entre el arte y ENATE.

Variedad Chardonnay.

En cuanto a la variedad chardonnay, que es la que nos ocupa hoy, podemos contar que es originaria de la borgoña francesa y que proviene, según los últimos estudios, de la variedad pinot. En Meursault se producen los mejores blancos de chardonnay en el mundo, y en la AOC Chablis es la única variedad permitida. Es la variedad francesa más extendida por el mundo: California, Chile, Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica, Italia, etc. En España está totalmente adaptada, destacando Navarra, Mallorca, Somontano, Penedés y Costers del Segre. Es de grano pequeño y redondo con color amielado cuando madura. Sus vinos son perfectos para envejecer en barrica, debido a su alto extracto seco, glicerina y escaso nivel de oxidación. Dá vinos con un color más amarillo, tirando al dorado pálido debido a la tonalidad del hollejo. Sus aromas principales son el melón, piña, manzana, frutos secos, mantequilla,  flor de acacia y espino, crema de avellanas, mineral y menta. Cuando envejece en barriles de roble puede desarrollar aromas a vainilla, humo, pan tostado, levaduras.
Este vino está fermentado en barrica (f.b.), que no es criado o envejecido en barrica. Son dos conceptos distintos pero unidos por un denominador común: la madera. En la fermentación en barrica hay desprendimiento de carbónico, se “cuece” el vino, hay reacciones químicas y la barrica cede sus propiedades más rápidamente. Así que no necesita mucho más tiempo de barrica que uno que no ha hecho la alcohólica en ella. En el vino  blanco criado o envejecido en barrica ganará en estructura (más cuerpo) y complejidad, siendo idóneo para guardar en botella, es decir, un blanco de guarda. El blanco f.b. ganará en matices y complejidad, con una coloración más intensa hacia los amarillos dorados, aromas frutales y de fermentación fusionados con los aportados de la madera, es decir, un buquet acompañado por sutiles notas especiadas, ahumadas y de vainilla. En boca son más grasos, con más extracto, longitud y persistencia. Aclarando: Los blancos f.b. podrán tener o no una posterior crianza en ella, y los blancos envejecidos o madurados en barrica pueden haber pasado la fermentación en barrica o en depósitos de acero.
Técnica del bâtonnage.
Una práctica francesa muy utilizada en estos vinos es el bâtonnage, consistente en remover periódicamente las lías o heces depositadas en el fondo de la barrica con un bastón o vara para ponerlas en suspensión y así beneficiar al vino con más complejidad, untuosidad y cuerpo, otorgándole una vida más larga. En otra entrada de este blog hablaremos con más profundidad acerca de la crianza sobre lías.


Según la web de la bodega, la vinificación es como sigue:
Vendimia manual a finales de agosto en perfecto estado sanitario y óptima madurez. Despalillado y prensado neumático suave y moderado. Desfangado estático a 8 grados, pasando el mosto limpio a barricas nuevas de roble francés, dónde realiza las fermentaciones (alcohólica y maloláctica). Estancia en las mismas barricas durante 6 meses en contacto con sus lías, con bâtonnage quincenales. Clarificación con bentonita y estabilización a -5 grados para eliminar el exceso de bitartrato potásico.

ENATE CHARDONNAY F.B. 2008
·       Bodega: ENATE (Grupo Nozar).
·       Zona: D.O. Somontano (Huesca).
·       Tipo de vino: Blanco con madera (f.b.).
·       Meses en barrica: 6 meses en barricas nuevas de roble francés.
·       Variedades: Chardonnay.
·       % alcohol: 14%.
·       Precio aprox.: 15€.
·       www.enate.es
·       Punt. personal (0-100): 91 ptos.





En la copa se aprecia un bonito vestido amarillo paja con una espectacular y brillante herradura dorada, propia de la variedad y crianza en madera. Limpidez absoluta con lágrimas finas y rápidas cayendo por el cristal.
Nariz agradable, pero de baja intensidad. Al agitar la copa, sube su intensidad con aromas sutiles de fruta blanca (pera), piña, lichis, perfume de flores blancas, lías, vainilla, junto a un eucalipto refrescante; todos ellos sin resaltar uno sobre otro, con un marcado carácter cremoso.
Boca redonda, donde la acidez refresca. Su peso en boca es notable, debido posiblemente a sus 14 grados de alcohol, aunque sin molestar. Recorrido rápido, graso y algo secante al final a causa de los taninos de la madera nueva. En la retronasal podemos encontrar aromas de fruta de hueso amarilla (melocotón), junto con olores agradables de mantequilla amarilla y sutiles notas de ceniza.
La cata se realizó con el vino a 13 grados de temperatura. Pasados 10 minutos, se hacía notar más el alcohol, y la sequedad de la madera hacía más presencia. Los aromas también se potenciaron, apareciendo incluso alguno nuevo como la almendra tostada y el Baileys.
La temperatura del vino es importante. Para acompañar una comida, lo recomendable es tomar este tipo de vinos a unos 10-12 grados, pero para analizarlos o descomponerlos yo aconsejaría catarlos a unos 15-16 grados, ya que se acentúan los aromas y sabores, y el alcohol no sobresale todavía.
En definitiva, es un vino blanco con alma de tinto, por su vinificación, gran estructura, 14 grados de alcohol y peso, aunque complejo, elegante y con frescura.
Cata descriptiva de este vino en la “Guía Peñín 2011”, valorada con 94 puntos:
Color amarillo brillante. Aroma roble cremoso, hierbas de monte, elegante. Boca sabroso, graso, buena acidez, redondo, cremoso.


   


Este vino acompañó a un plato de macarrones con salmón, nata, queso de cabra rayado y eneldo. ¡Para chuparse los dedos!



 Seguro que, rendido ante la gran calidad y precios ajustados de muchos de estos vinos de esta bodega aragonesa, caerá más de una botella para ser analizada por el presente en este blog. ¡Vivan los vinos del Somontano, y hasta luego! 

1 comentario:

  1. Un artículo muy completo, Juan Manuel, es cierto. Y un gran vino.
    Saludos.

    ResponderEliminar